lunes, julio 20, 2009

Bitácora 18 y 19 de Julio

El día de ayer no había actividades marcadas con Nelly en la UABC o en la ventana al mar. De hecho nos pidió que visitáramos la playa Monalisa (que nos queda a unos 5 minutos en bicicleta y es una playa pública que cierran por la noche) y nada más. Mi actividad del sábado fue muy relajada.

Por la mañana despertamos tarde, el cuate (el hermano de Hari de nombre Emigdio, de hecho son cuates, creo que no lo había mencionado ¿o sí?) salió temprano para realizar unas prácticas de campo de una semana que consisten en acampar en el desierto y colectar especies.

Después del desayuno me quedé viendo una película (Rescatando al soldado Ryan) y al terminar escribí mi bitácora del día anterior. Mientras comíamos, llegó Derek (Alfredo) a visitarnos. Al terminar Óscar (desde la mañana tenía ganas de ir) y yo decidimos ir a la playa un rato y nos acompañaron Hari y Alfredo. Me metí un rato al mar (la primera vez que lo hago en forma desde que estoy aquí), cuando salí de la gran masa de agua salada nos quedamos platicando.

En la playa había muchas familias, traían mesas y sombrillas, comida y bebida y un montón de cosas más para pasar el rato en ella. La marea estaba subiendo y nos tocó presenciar como los grupos familiares se replegaban en la arena cuando el agua salada alcanzaba sus pertenencias. Había también un par de grupos de jóvenes (ninguno con más de cuatro personas) y en una formación rocosa que se encuentra a un lado de la playa se veían a unos pescadores deportivos. La gran mayoría de las familias traían su comida ya preparada (no vi asador alguno). Regresamos a la casa pasado un tiempo.

Derek se retiró mientras veía otra película (El señor de los anillos 3). Unos minutos después se escuchó que alguien tocaba la puerta. Era nuestro vecino Pancho que nos invitaba a tomar unas “birras” (cervezas) con él. En un primer momento no me comprometí, al día siguiente habíamos quedado de asistir a una caminata por la playa del grupo “Haciendo lo necesario” y después a la vía recreativa a apoyar al “Grupo Prociclovía”, pero le dije que les iba a preguntar al resto del grupo por si querían, él me dijo que esperaba nuestra respuesta en una media hora. Me pareció bien. Les comenté el plan a los habitantes de la casa y les agradó la idea. Media hora después ya estábamos sacando la sillas para nuestra velada. Al final se nos unió Raul (un amigo de Pancho) que puso en su camioneta un excelente disco de The Doors. A las doce Óscar, Vane y yo (los únicos que seguíamos platicando con Raul y Pancho) decidimos finalizar la rica convivencia y entrar a dormir pues al día siguiente sería un día de mucha actividad. Y lo fue.

Por la mañana nos despertamos alrededor de las 7 de la mañana, nuestra cita era a las 8, llegamos tarde a Playa Hermosa(me está irritando un poco eso de llegar tarde aunque muchos no lo crean, ya lo platiqué con Óscar y ya tenemos un plan). En el lugar, el grupo ya había iniciado la caminata y no los encontrábamos, después de pedalear un rato vimos a Joel (es un chavo que participa en el Grupo Prociclovía) y se nos unió en nuestra búsqueda del grupo. En ese momento nos dimos cuenta que el grupo se encontraba hacía la dirección contraria de la que tomamos, al poco tiempo los alcanzamos y comenzamos a caminar a su lado.

La primera parada que tuvimos con el grupo fue para escuchar al equipo de salvavidas que nos dieron una demostración sobre qué es lo que hacen en caso de que una persona se esté ahogando. Conocimos además un poco de la situación y los problemas que enfrentan para realizar su labor. Se necesitan donaciones. Después pongo algunas formas de contacto.

Seguimos caminando hacía un lugar del que ya he hablado. En la caminata se encontraba también una de las personas que nos presentó una exposición, Pancho Bielma. En nuestro primer encuentro con él le había preguntado la razón por la que playa Hermosa tiene esa espuma extraña y me dio una respuesta, pero esta vez corrigió esa información. Pancho indagó con un amigo oceanólogo suyo y resulta que la espuma no es parte de la contaminación si no que es producida por unas bacterias que se encuentran normalmente en el mar. Lo que pasa es que cuando el clima se pone más caluroso estas bacterias se estimulan y producen esta espuma, la cual no representa ningún riesgo para el ser humano (Y nosotros de prejuiciosos pensando que era parte de la contaminación y buscando culpables).

La última parada la realizamos sobre las dunas que protegen el humedal costero llamado “la Lagunita”. Ahí se nos brindó información sobre este lugar y su necesidad de protección. Después un grupo que se dedica al Yoga (creo) dirigió una dinámica de relajación. Para terminar hubo entrevistas con un chavo de la televisora local que grabó gran parte de la caminata y que después podrán revisar en Youtube. Nelly y Oscar también aprovecharon para realizar entrevistas.

De ahí partimos el grupo de veraniegos y Joel a participar en la Vía Recreativa, pero cuando pasábamos al lado de la macroplaza una de las chicas decidió pasar a Walmart por bebidas. A mí me irritó un poco, se suponía que teníamos que llegar a la vía para participar en ella, cualquier bebida que necesitaran la podían comprar en un Oxxo en el centro de la ciudad, sería mucho más rápido que esperar las largas colas en las cajas del Walmart. Además estaba la cuestión del tiempo, ya pasaban de las 11 y la duración de la Vía había sido recortada hasta las 12 del día, nos urgía llegar. Después de esperar un rato (que me pareció eterno) salieron por fin. Me encontraba aún irritado y decidí mejor meterle “galleta” a la bicicleta para aprovechar el tiempo y que se me pasara ese estado de ánimo. Finalmente llegamos a la vía, la recorrimos y nos encontramos con el grupo en el Parque Revolución (sí tapatíos, también hay un Parque Revolución en Ensenada, pero este tiene Wifi) aunque se quedaron dos chicas atrás.

Platicamos un rato con los que se encontraban en el “stand” (¿alguien tiene una buena traducción para esta palabra?) sobre varios temas entre los que salió a relucir el incidente del viernes con la bici de Óscar. Mientras conversábamos vi que Robert (uno de los promotores del grupo que después sería entrevistado por Nelly y Brizz) comía una torta de un generoso tamaño. Con hambre y curiosidad pregunté su procedencia (“Robert ¿Dónde compraste esa torta?”) y al recibir la respuesta nos dirigimos Joel, Hari, Óscar y yo por el esperado manjar.

Creo que el hambre también fue parte de mi irritación en el Walmart pues después de desayunar me sentí muy bien. Tan bien que después de regresar a platicar otro rato con los del grupo me senté en una banca e intenté dormitar un poco (a pesar de que había mañana de talentos en el kiosco que ocupa el centro del parque, ustedes saben como son esas cosas de los talentos).

Cuando Nelly terminó de entrevistar a Robert nos despedimos de todos y regresamos a casa. De ahí todo tranquilo, comimos, lavé mi ropa, vi el fútbol y me puse a escribir esta bitácora. Lo mejor es que creo que voy al día en mis escritos.

5 comentarios:

  1. Muy irritable tu fin de semana parece jeje

    Yo el sábado fui de compras al super y al centro de nuevo =S (odio las rebajas de temporada), por fin tengo comida real, debo contarte que debido a lo poco nutricio que resulto compartir gastos (Además de asqueroso) enferme un poco y ahora los embutidos me dan asco, pero por fin compre comida yo sola (esto le molesto a mis compañeros según me pareció) así que pude después de una semana comer comida real, llegue a casa y prepare un delicioso spaguetti a la boloñesa =p

    Ayer me di cuenta que me faltaban 15 pinturas aproximadamente (quizá 13) y en un intento desesperado por ver a Jenny, comer acompañada y no tener que compartir cuarto con alguien tan poco higiénico, tuve un ataque de inspiración y TERMINE LAS 35 PINTURAS, así que como en realidad tu ya sabes pude regresar hoy a casa (y algunas de mis compras de ayer fueron donadas a la asa de verano), en la central esperaba Jenny quien presa de la "transferencia" me dijo - Luna (la perra) te extraño mucho.

    Llegue a casa por fin, comí, desempaque y ahora te escribo desde mi propia y amada pc, mañana iniciare el protocolo ya que el 31 debo regresar a Ixtapa, Vallarta, para entregarlo y entonces si ser libre.

    Te extraño y te tengo malas noticias, ya que regrese antes del 14 mi familia pudo adelantar el viaje y nos iremos el 13 =S para que mis hermanas no pierdan clases =( entonces no podre verte hasta mi cumpleaños imagino (ya tengo el plan), lo lamento en verdad tenia ganas de verte.

    Te amo mogollón.

    PD: Me pareció muy interesante y además un buen detalle el explicar (o al menos dar una pista) el porque de la espuma del mar. Desde la entrada en la que lo presentaste me provoco curiosidad, pensé que era contaminación, algún detergente quizá, luego recordé una de las versiones clásicas de "La sirenita" y me dio un poco de nostalgia, llegue a pensar que quizá era normal en algunas playas (ya que en el cuanto lo describe tal cual) pero luego "razone" y me asegure a mi misma que era por la contaminación. Me alegra saber que no es más que un fenómeno natural y espero pronto poder mirarla y tocarla yo misma.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Jaja, a este ritmo de escritura creo que deberías continuar con tu propio blog gansin. :)

    ResponderEliminar
  4. Changordo llegando tardeeeee!! No, k rarooo!! jajaja ntc carnal, saludos.

    ResponderEliminar
  5. Jaja, algunas cosas van cambiando, jeje. Además el de las llegadas tarde cañón era Rube, jejeje.

    ResponderEliminar