sábado, enero 23, 2010

De regreso

Es obvio que me había olvidado de este espacio. Creo que es un buen momento para recuperarlo después de tomar posiciones en relación a mi futuro académico-profesional y teniendo en cuenta que estoy un poco oxidado en estos menésteres de la escritura. Ahora estoy escuchando Karma Police con audífonos en mi cuarto, las risas de las compañeras de mi hermana me distraen un poco. Supongo que mi sordera sería más pronuciada si siguiera viviendo en Zamora, o tal vez solo exagero.

Algo para comentar es que a través de este tiempo que me mantuve lejos del blog noté un cambio en mi manera de pensar, tal vez un poco más desilusionado de todo, menos ingenuo. Es difícil no encontrar contras a todo lo que veo y lo que hago y sin embargo he aprendido a vivir con ello. Eso me mantiene tranquilo y se podría decir que más seguro en mis decisiones.

Recuerdo que deje este blog poco tiempo después de llegar de Ensenada. Definitivamente una buena experiencia que me costó en algunos aspectos y en otros gané. El semestre fue un remolino en el que no me pude ubicar hasta el final y del que no logro sacar algo en claro. Inicié con mi proyecto de tesis en el cual estoy atorado; de repente los temas que me llamaban la atención ya no son tan interesantes o al menos no desde la perspectiva que lo quería hacer, su pongo que es parte de lo que podría ser un estallido de la burbuja.

Finalmente estas vacaciones me han servido para descansar de todo y reubicarme, pensar seriamente en lo que haré de ahora en adelante, reconstruir mi proyecto de vida. He decidido que ya es tiempo. Mi tiempo.