jueves, septiembre 12, 2013

Paseos ciclistas nocturnos de Guadalajara, los odio

11 de septiembre del 2013

Esta relación solo tiene un objetivo, catarsis. Estoy encabronado y a continuación les comento porque.

Iba caminando con mi hermana después de ir a cenar alrededor de las 11:20 pm por Agustín Yáñez casi esq. Francisco de Quevedo, cuando un contigente de un paseo ciclista pasó a nuestro lado.

En ese momento hablaba por teléfono con mi padre (una disculpa a Ramiro Hernández por no seguir su recomendación) cuando empecé a escuchar gritos por parte de los participantes del paseo. En un primer momento no entendía muy bien de que iba el jaleo pero momentos después observé que los gritos eran para nosotros y el contenido de los mismos iba más o menos en este tono:

- Agárrale la mano.
- Dale un beso.
- Agárrale la nalga.
- Llevátela a parchar.
- Yo te ayudo.

Esos entre los que pude percibir.

Fue tal el volumen de los gritos que decidí colgar a mi padre y seguir caminando más rápido con mi hermana que se reía nerviosamente a mí lado.

Cuando pasó el contingente miré a los policías y encargados del paseo que van hasta el final. Ellos se limitaron a voltear la cabeza hacia otro lado. Al parecer ahí no había pasado nada, o al menos nada diferente a cada uno de los paseos que les toca asistir.

Reflexiones

Los paseos ciclistas surgen ante la necesidad de posicionar en la agenda pública la movilidad no motorizada. La gente decide asistir a esos paseos como una oportunidad de hacer ejercicio y pasar un rato de esparcimiento. Entiendo sus razones, pero ¿por qué chingados tenemos que soportar que nos falten el respeto cuando pasan? ¿Acaso el quemar calorías o no contaminar les da una cuota libre de consecuencias para hacer lo que se les dé la gana?

Es como la historia del perro que se come al gato y el gato que se come al ratón. Los ciclistas sufren el acoso continuo de los automovilistas, pero cuando tienen la oportunidad se ensañan con los peatones. Bonita cosa.

Una de las ideas que se me ocurren al vuelo para que esto no vuelva a ocurrir es seguir las propuestas del decrecimiento. Los problemas con los paseos inician cuando la masa crítica se vuelve masa idiota y como un efecto de bola de nieve, después del primer grito el siguiente lo tiene que superar en “picardía” y arrojo. Se suceden los gritos y la inercia de la masa sigue su curso hasta convertirse en una masiva falta de respeto hacia los peatones. Si se comienzan a hacer paseos en grupos más pequeños es posible que tales muestras se minimicen ante la reducción del anonimato.

Lo más triste del caso es que hace algún tiempo era partidario de esta agenda. Creía en los paseos ciclistas como forma de apropiarse de la "jungla de asfalto" (hipercliché), participé en masas críticas, congresos ciclistas y ciclovías ciudadanas. Usaba mi bici para ir a la universidad y me interesé en formas eficientes para transportarme.

Poco a poco los ciclorreligionarios me fueron perdiendo. Su estrechez de miras y su devoción fanática a la bicicleta como solución a los problemas urbanos me dieron náuseas y me hicieron pensar que más que buscar una respuesta a los problemas de movilidad de las ciudades a ellos les gusta andar en bicicleta y restregárselo a la gente, como las señoras devotas que les gustan que las vean cuando van a misa.

Ciclistas, entiéndanlo, si sus acciones no resultan en una mejor convivencia, no tienen sentido y merecen desaparecer.

Darío Beltrán

@astro_mono

11 comentarios:

  1. Muy acertado el análisis del efecto bola de nieve. Si necesita ayuda con algo hágamelo saber.

    ResponderEliminar
  2. Buena reflexión, espero haya sido catártica. La violencia hacia los peatones ha sido consistente por parte del ciclista. Y bien comentas parece una pugna de poder del automovilista hacia el ciclista, y el ciclista hacia el peatón. Todo crítico convertido al fanatismo termina convertirse en lo mismo que critica, desde el fanatismo religioso, hasta el político, además del estilo vida.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo tu malestar y que lastima que sigan pasando esas cosas en la ciudad, pero no se puede generalizar que todxs los ciclistas son así, falta mucha educación vial en las calles desde automovilistas, ciclistas y peatones. Las dinámicas de un paseo ciclista (y no todos los paseos son así) son de acuerdo a quienes lo organizan y enfrenten esos problemas de la gente (y a veces no son la mayoría) que aprovechan la masa critica para desvirtuar el mensaje. Estaría bueno que contactaras al grupo que lo organiza para que hagas llegar tu articulo. Ellxs son Paseo Ciclista Nocturno de Guadalajara A.C. (asi se llama su pagina de facebook) que salen a las 11 de Av México y Chapultepec.

    Yeriel integrante de GDL en bici

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yeriel, sé que no todos los paseos son así. Les haré llegar esta entrada a los de PCN de Guadalajara A.C. (ohhh dios, hasta son una A.C.), aunque la verdad no me quedan muchas ganas de tratar con ellos.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Entiendo tu situación, y se que aclaraste que los paseos nocturnos son el origen de tu mal, pero aun así no me parece que se generalice que todos los ciclistas son así, el o los problemas son de mayor fondo; falta de educación, falta de dialogo entre organizaciones de automóvil, bicicletas y peatones, falta de cumplimiento de sanciones sobre las leyes, en especial para automóvil en cuestiones como; respetar línea peatonal, rampas para sillas, estacionarse en doble fila, pasarse el alto, etc., así como también la falta de leyes y vías para ciclistas, además, el evento se suscitó en una masa crítica donde sabemos que los organizadores tienen una gran cantidad de trabajo para controlar a toda gente tan diferente, es decir, no todos los y las asistentes tienen el mismo nivel de educación, cultura, valores, sentido común, entre otras, y por lo mismo sabemos que el 90% de las veces los organizadores no cumplirán su chamba de "castigar al ciclista" (para esto no tienen las herramientas o "poder") debido a que el 99% de las veces las masas no cumplirán su parte, todo esto es un problema de capacitación y falta de recursos para el organizador del evento, así como la falta de educación y respeto de ciertos participantes de las masas.

    Los ciclistas no somos MALOS, ni los peatones, y muy a pesar ni los autos, los malos son los gobiernos y los sistemas que no están estructurados para solucionar problemas para toda la comunidad, ya que como sabemos, favorecen solo a ciertos grupos, generando esta división/diferencia entre los habitantes y como la gente lo siente así y se lo cree, aprovechan cualquier oportunidad para expresar descontento y sentirse libres de su "represión".

    Jorge, Ciclista.

    ResponderEliminar
  6. Creo que pagaron justos por pecadores... Esa masa idiotizada pudo haber sido la misma independientemente del medio de transporte, igual hubiese sido si fuesen en carro, en camiones o inclusive caminando; la falta de respeto es la piedra angular y lo que provoco tu molestia, por supuesto, justificada, le toco tener la careta de -paseo ciclista y ahora es juzgada, no obstante creo que la bicicleta poco tiene que ver aunque concuerdo con tu idea sobre el fanatismo respecto a aquellas personas que tienden a restregarle al mundo lo 'ecologicos' o buenas personas que pretenden ser... Nota: Me agrado la analogia con las señoras que van a misa.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Los individuos nos comportamos de diferente forma en masa. Por lo contrario a lo sucedido en Guadalajara; En mi experiencia en los paseos ciclistas se respira un espíritu solidario, de camaradería y respeto. La bicicleta se presta mucho a ello pues es libre y abierta a diferencia de los autos que son cerrados y exclusivos. En el DF ya existen 70 grupos que todos los dias salen a recorrer la ciudad. Hay que poner atención al Paseo Nocturno de Guadalajara pues esta denuncia nos indica que algo estamos haciendo mal. Saludos. Javier Hidalgo del DF

    ResponderEliminar
  8. Darío.

    No estoy de acuerdo con tu comentario; mira, sé que te hicieron tener una mala noche, igualmente a tu hermana, pero como en varias repetidas ocasiones he venido diciendo, gente mala, tonta, grosera, "wannabe", borrega...(como les quieras llamar) va a ver en todos lados. En cualquier parte del mundo, en cualquier clan, comunidad, tribu o sociedad van a estar presentes. Creo que esto no tiene que ver con que la gente sea "culta" o no lo sea, ni tampoco que tengas que achacar y llenar de comentarios negativos generalizando a la comunidad ciclista de Guadalajara. Entiendo tu enojo, entiendo que estabas indignado por la situación pesada o incomoda que te hicieron sentir esos ciclistas, pero creo que no fue la forma idónea de manifestarte. De igual forma se agradece tus palabras, para una posterior mejoramiento de los eventos partiendo de alertas como estas. Saludos.

    Jorge Moreno.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Darío Beltrán, entiendo tu coraje al sentir por esos comentarios y se respetan ampliamente, sin embargo debo argumentar que soy ciclista de corazón, con un amplio criterio de respeto hacia los autos, animales y aún más hacia el transeúnte, el calificar a algunos de los asistentes de esos grupos que yo en lo personal he rodado con un grupo llamado “rodantes nocturnos” y puedo asegura que no permite actos de vandalismo, insultos o agresiones hacia los demás, llegue “rodar” con un grupo que partía de lado opuesto de glorieta Chapultepec cerca de un bodega Aur… mismo que contemple las faltas de respeto de los asistentes motivo por el cual decidí cambiar de grupo. El punto es que por unos “malos ciclistas” no puedes señalar a todos como tal, al igual que yo no puedo señalar a todos los malos automovilistas como “locos misóginos al volante”, te recomiendo convivas con otros grupos de ciclistas y te formes una idea más apegada a la realidad.

    Igualmente te invito a que si caminas por las calles observes a tu alrededor y notarás que en particular todos y eso te incluye como transeúnte o conductor de automóvil has cometido faltas, y no por eso te convierte como mencione anteriormente, tienes auto hazte estas preguntas: ¿Reduzco mi velocidad y enciendo mis direccionales al dar vuelta en las esquinas (o al cambiar de carril?, ¿cedo el paso al peatón al dar vuelta en las esquinas? ¿Respeto los límites de velocidad?, ¿Respeto las rampas y espacios para discapacitados?, ¿Cuántas veces he subido el auto en la banqueta?, ¿Cuántas veces me he pasado la luz roja del semáforo? Si haz realizado alguna de las preguntas no califica a todo conductor como loco misógino al volante simplemente a ti te califica como un mal conductor, de igual manera te pido no calificar a todo ciclista como grosero, vulgar o como mencionas “masa idiota”…

    Lo dejo a tu criterio…. Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar